jueves, 7 de octubre de 2010

Ecocidio en Valles Centrales de Oaxaca

Como en las mejores sátiras políticas.

Es sabido que la ausencia de políticas públicas de atención al problema de la basura en la ciudad de Oaxaca de Juárez y municipios conurbados de su zona metropolitana es una bomba de tiempo que ya explotó y a nadie parece importarle, excepto a las autoridades comunales de Ocotlán de Morelos, a quienes acusan de haber falsificado decenas de firmas para autorizar la construcción del nuevo basurero en la única zona boscosa que existe en el Valle de Ocotlán.

Tocuela es una agencia que limita con el municipio de San Antonino Castillo Velasco, San Juan Chilateca y la cabecera municipal de Ocotlán de Morelos. Se caracteriza por la abundancia de sabinos y varios manantiales que incluso ha permitido a algunos vecinos abrir balnearios.

La parte más oculta de Tocuela, ha sido devastada ya que al día se realizan en promedio unos 150 viajes de tierra que es utilizada en la carretera que se está construyendo en el libramiento que se incorporará a la carretera Oaxaca-Ocotlán a la altura de Santo Tomás Jalieza y que las autoridades comunales de Ocotlán de Morelos, según denuncian, cobra alegremente a diez dólares por carro.

Además de aprovechar la venta de la tierra que se extrae y que ha desaparecido parte del microsistema ecológico de la zona con las afectaciones serias a la flora y la fauna, varias hectáreas se han asignado para crear el basurero más grandes de Oaxaca, ya que se ha agotado el espacio en el basurero de Zaachila, que es el lugar donde se entierra sin reciclar toda la basura que se genera en la Ciudad de Oaxaca y algunos municipios conurbados.

De permitirse esta medida se estará cometiendo un ecocidio porque la zona donde se pretende enterrar la basura está en una parte alta con abundancia de sabinos y de agua y su emplazamiento en el terreno del valle contaminaría los mantos acuíferos de Ocotlán de Morelos, San Antonino Castillo Velasco, San Juan Chilateca, Santa Ana Zegache y todas las comunidades que se extienden a lo largo del Valle de Zimatlán.

La semana pasada los diligentes vecinos de Tocuela descubrieron la silenciosa tarea de devastación y después de realizar algunos bloqueos consiguieron detener los trabajos de la construcción del nuevo basurero de Oaxaca de Juárez en terrenos comunales de Tocuela.

El presidente municipal de Ocotlán de Morelos anunció ese día con bombo y platillo que "ya se detuvo el permiso para la construcción del basurero" como una auténtica hazaña de su gestión.
Sin embargo, los habitantes de varios municipios denuncian que se les está tratando de tomar el pelo porque el presidente ha anunciado que el permiso se detuvo y no que ya se revocó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada